Press "Enter" to skip to content

Antorcha guadalupana, esencia plena

Por Humberto Famanía Ortega

Nuestras creencias y tradiciones, rebasan los liderazgos políticos actuales, porque en ellos existe la esencia y el fervor; actualmente la mayoría de los seres humanos nos convertimos cada día más en objetos comerciales en el mercado de las personalidades, olvidándose de los valores humanos. Lo  vimos y lo vivimos con alegría con las manifestaciones en años anteriores al fervor guadalupano dedicadas a la veneración de la Virgen de Guadalupe, nuestra patrona en Puerto Vallarta Jalisco desde su fundación en 1851. Mas de 50,000 personas acudieron a la peregrinación de los favorecidos y similar numero recibieron a la Antorcha guadalupana México DF.- Puerto Vallarta Jalisco, una muestra de FE a tan venerable y milagrosa imagen.

Debemos de preservar nuestra identidad, que es aquello que se identifica con nosotros mismos, es realmente lo que vale. Desgraciadamente poco a poco se va perdiendo, al construir un mundo material cuya realidad sobrepasan hasta los sueños. Los efectos profundos que existían hoy en día, tienden a desaparecer, lo peor del caso ni nosotros mismos y menos por los demás, ni por nadie, nos hace caer a un vacío, donde el cariño se va extinguiendo, todo esto producto de la débil comunicación y de las pésimas relaciones.

Me queda muy claro que todos los días los gobiernos se hacen planteamientos muy claros y firmes, a fin de lograr metas y objetivos que nos lleven a estrategias concernientes a resolver problemáticas sociales. Estas no se resuelven por el simple hecho de no consensar los planes y programas, por ende se convierte en una desconfianza absoluta y se desvían propósitos. Se falla porque no se valoran metas y objetivos, guiándose hacia caminos que conducen a un abismo sin fondo.

Insisto, entre los países pobres y poderosos se agrandan cada vez más las mínimas necesidades; en nuestra nación la riqueza no es equitativa, ésta debe de distribuirse mejor a fin de lograr satisfactores comunes para lograr los equilibrios material y emocional, porque sino estos errores económicos, los pagaremos a un costo muy alto y a un tiempo no muy largo. Ya se empiezan a sentir fuertemente en el ámbito nacional, estatal y regional de nuestro querido México, es tiempo de buscar una salida digna, dando las herramientas necesarias a los mexicanos a fin de alcanzar prosperidad en sus familias.

En el maratón número 44 de la antorcha guadalupana se llevó a cabo desde el pasado martes 8 de diciembre con la despedida del contingente de 43 antorchistas a la Cd de México con una  misa solemne y muy emotiva a las 5.30 am. El miércoles 9 de diciembre se celebró al medio día  misa especial en el altar mayor de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México, inicia asi este peregrinar por alrededor de 80 horas con la llama encendida que significa la luz de Cristo y culmino el pasado sábado 12 de diciembre del 2020 a las 10 pm con su llegada a la Iglesia de Guadalupe en nuestra amada tierra Puerto Vallarta Jalisco, misión cumplida, nos deja una gran enseñanza del nuevo estilo de vida al que nos enfrentamos.

Nuevamente tuve el privilegio de acompañarlos en su peregrinar alrededor de  27 horas desde Ameca Jalisco donde su recibimiento se llevó a cabo con todas las precauciones sanitarias para evitar el contagio del Covid 19, al igual en Atenguillo, Talpa y Mascota. A la llegada a nuestro municipio, se evitaron las aglomeraciones para la previsión por eso se evitó el llegar a horas picos de la concentración de los feligreses. Agradecemos a las autoridades federales, estatales y municipales por el apoyo recibido, mención especial a la secretaria de turismo nacional por el resguardo para la seguridad desde el inicio hasta el final de la jornada por los ángeles verdes,

Durante este recorrido lleno de emoción y agradecimiento a nuestra Morena del Alma, como antorchista a mucho honor, desde su fundación, hace 55 años me llegaron a mi mente las siguientes reflexiones:

-.Renacer a una vida colectiva, donde reine el espíritu de la solidaridad y de reverencia de la vida, nos hará seres conscientes a fin de fomentar el trabajo organizado. Las sanas costumbres, sobre todo el fortalecimiento de nuestras familias y comunidades, todo esto nos llevará a lograr beneficios reales, está comprobado que la unidad bajo ideales comunes, harán que estos aterricen bajo un clima de confianza ya que se ha visto muy deteriorada.-

-.Todos deseamos un mundo mejor, pero desgraciadamente en la actualidad la vida y la dignidad de las personas se han visto pisoteadas y atacadas de muchas maneras; se ha desatado una verdadera guerra de los poderosos contra los débiles. No es de extrañarse que la sociedad  hoy en día, está basada en criterios de eficiencia económica y que valora únicamente a las personas que son más productivas, tiende a despreciar a quienes menos tienen, es oportuno brindar los apoyos necesarios a quienes si desean constituirse en activos de nuestro propio desarrollo para alcanzar mejores estadios.-

-.Es menester profundizar más en el rumbo que habrá de definir el actuar del ser humano ante los grandes retos, que deberán basarse en reglas muy claras, que permitan de alguna forma contribuir en la solución de múltiples problemas que nos acechan. La conciencia moral, tanto individual como social, está hoy sometida a causa también, del fuerte influjo de muchos medios de comunicación social, a un peligro gravísimo y mortal, el de la confusión entre el bien y el mal en relación con el mismo derecho a la vida.-

-.Como va a hacer posible integrarnos pueblo y gobierno, si nos convertimos en un conjunto de individuos colocados unos a otros, pero sin vínculos recíprocos, si cada cual quiere afirmarse independiente de los demás, incluso haciendo prevalecer sus intereses. Sin embargo frente a los intereses análogos de los otros, se ve obligado a buscar cualquier forma de compromiso, si se quiere garantizar a cada uno el máximo posible de libertad en la sociedad. Así en esta forma se desaparece toda referencia a valores comunes y desde luego a una verdad absoluta para todos; la vida social se adentra en las arenas movedizas de un relativismo absoluto. Entonces todo es pactable, todo es negociable.-

Cuando escribo sobre estos temas, mi deseo es el de reencontrarnos con nuestras raíces, que nuestros recuerdos de infancia se vean reflejados en nuestro quehacer cotidiano, que nuestro pensamiento se encamine ente nuevas metas, buscando siempre el respeto a los demás. Que veamos el trabajo como instrumento principal de la producción, la convivencia sana y cordial con nuestra familia y nuestros vecinos y desde luego el amor a nuestra tierra con lealtad inquebrantable.

Antes que nada debemos de definir lo que es la ética para lograr salir adelante en nuestro comportamiento con nuestros semejantes. Viene a hacer la guía que muestra el correcto comportamiento del ser humano en determinadas ocasiones, siendo regido por las costumbres y leyes de la sociedad donde se habita, siempre se busca el no dañar o lastimar a otra persona. Es muy importante aplicar el valor ético de solidaridad en el hogar primeramente; ayudar a la familia sobre todas las cosas, luchar por salir adelante de manera grupal, tratar de que todos los integrantes de la familia se desarrollen como personas y den lo mejor de sí mismo.

Quien sabe dirigir a su familia podrá tener una mejor forma de administrar eficazmente su patrimonio, e inclusive si su vocación es el servicio público podrá desarrollarse sin lugar a dudas de una manera exitosa, y si es bajo una organización integral, se asegurará la prosperidad en cualquiera de sus actividades, públicas o privadas.

-.El destino lo labramos todos, en consecuencia cuando formamos una gran sociedad con sentimientos y anhelos comunes, garantizamos un futuro lleno de certidumbre.-

Be First to Comment

Deja un comentario