Al límite pesca en la bahía

  • Piden respetar veda para evitar futura escases de productos marinos

En la Bahía de Banderas se ha llegado al límite de aprovechamiento para la pesca comercial, por lo que los niveles que se tienen en este momento se deben mantener y así evitar futura escases de los productos marinos.

Lo anterior fue señalado por José Alberto Rodríguez Preciado, jefe de oficina en la Cruz de Huanacaxtle del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), al habla de las vedas iniciadas en julio para la extracción de ostión y langosta.

Al ser cuestionado por Siempre Libres, sobre las investigaciones realizadas por la dependencia dentro de la bahía que comparten los estados de Jalisco y Nayarit, el investigador manifestó que ya es tiempo de buscar no excederse en la pesca de la zona.

“No podemos excedernos dé, ya no podemos, lo comenté en la gráfica, ya quité la presentación, pero estamos en la línea de tope, ya no podemos excedernos, ya el aprovechamiento que le hemos dado a estos recursos no podemos rebasarlo, por eso debemos enfocarnos a mantenernos”.

Puso como ejemplo al pargo, el cual señaló para que pueda crecer a una talla de orden, tienen que pasar cuatro años, antes de que pueda ser pescado y comercializado, de lo contrario sería un tamaño demasiado pequeño.

Agregó que uno de los peces que se tiene más problemas en la actualidad es el huachinango, ya que es uno de los productos que más en el límite de capacidad de pesca se tienen en este momento en toda la región.

“Las poblaciones siempre están oscilando, tenemos que mantenernos en esta línea para no sobrepasarnos, hay que ver lo que está pasando con el huachinango, el huachinango, lo pongo que es Nayarit, pero este comportamiento y esta misma problemática que tenemos viene desde Boca de Cuatla, hasta acá que se está usando arte de pesca no permitido”.

Señaló que es importante dejar que los animales acuáticos se reproduzcan por lo menos una vez, antes de ser pescados; además de que los peces que se extraigan no sean muy jóvenes o adultos en edad reproductiva.

Sobre la veda de ostión de piedra, dijo que culminaría el próximo 1º de septiembre, mientras que la langosta no podía ser extraída hasta después del 30 de noviembre de 2019; no obstante, aclaró, que el ostión de granja podía seguir siendo comercializado.

Por: Adolfo Torres Martínez / siemprelibres.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: