Press "Enter" to skip to content

Agita el avispero la reunión de Alfaro con capitanes de MC Vallarta

  • ¿El Gobernador pretendió mandar algún mensaje a los vallartenses al hacerse acompañar del Mochilas?
  • En Morena los enanos están creciendo; se autodestapan dos para la grande

Por José Rubén Gómez Bernal

Agitó a los vallartenses la reunión que sostuvo el gobernador Alfaro con los capitanes de la política de Movimiento Ciudadano, en Puerto Vallarta, en la que estuvo acompañado del ex presidente el “innombrable” “Mochilas”. La presencia del ayutlense entre los hacedores de la política partidista de los colores naranjas, causó de todo, indignación, sobresaltos, temores y hasta mentadas de madre.

¿Alfaro pretendió mandar algún mensaje a los vallartenses al hacerse acompañar del Mochilas? ¿Fue fortuita la presencia del ex presidente municipal? ¿Mochilas, puede significar algo para Movimiento Ciudadano en Puerto Vallarta? ¿Será parte de alguna estrategia para la conformación de los nuevos cuadros de MC en el municipio?… Lo cierto es que al paso de los días al dejar la alcaldía El Mochilas,  se conocieron las corruptelas “del simpático gordito” y su figura fue vapuleada en todos lados.

Ciertamente como en todo, dejó a algunos seguidores, que en su mayoría fueron beneficiados por su (des)  gobierno, son los menos como para pensar que podría volver a la política vallartense con fuerza, sería el acabose para los naranjas que buscarán regresar en las próximas elecciones y necesitarán de sus mejores hombres, de buena fama pública. Regresar a políticos enterrados en el panteón de los corruptos, sería fatal para MC.

Por eso causó mucha inquietud el que Alfaro tuviera sentado a su diestra en la mesa de conversación al Mochilas, y no solo entre los de MC, sino a los vallartenses que conocen de su historial. El ingeniero Arturo Dávalos, los regidores Lupita Guerrero y el ingeniero Diego Franco,  así como la dirigencia municipal, son quienes tienen la responsabilidad del partido, por lo que seguramente no estarán de acuerdo en que El Mochilas sea visto en Puerto Vallarta, porque le pega fuerte al partido,  la gente se aleja, perdiendo MC presencia y credibilidad por una persona. En política cada cabeza es un mundo, el líder moral de MC en Jalisco es el gobernador Alfaro, y nadie mejor que él, para buscar los caminos que lo lleven a mejores derroteros con metas.

SE ALBOROTAN EN MORENA

Vaya domingo. En Morena los enanos están creciendo. Fueron dos destapes anticipados de suspirantes a la Presidencia de México, a sustituir según dijeron a Andrés Manuel López Obrador, una vez que termine su periodo y se vaya a su rancho de «La Chingada» en su natal Tabasco. El domingo pasado se auto destaparon el papá de Checo Pérez, diputado federal por Jalisco Antonio Pérez Garibay y la también diputada Carmen Patricia  Armendáriz, ambos del grupo empresarial de la 4T. A la diputada  le llovieron las críticas de correligionarios, hasta insultos por destaparse y como se dice en el box, le dieron hasta por debajo de la lengua. Ocurrió en las redes sociales, vía por la que destaparon sus aspiraciones.

El problema que se le viene a Morena es que puede cundir el ejemplo y entonces sí sálvese quien pueda. Saldrán aspirantes a quedarse en lugar de AMLO, hasta debajo de las piedras, pero la realidad es que Lóperz Obrador es único e irrepetible, para que alguien llene sus zapatos será muy difícil.

Sheimbaum, mandamás en la CDMX, es la gran favorita del Presidente López Obrador, para «la grande» en el 2024, y habida cuenta que Morena tiene muchas posibilidades de repetir en la Presidencia de la República, la ambición se está desatando cuando apenas va medio periodo presidencial. Por como actúa López Obrador, bastará una mañanera para que ponga quietos a los adelantados. Antes que ellos están los que de verdad pueden rivalizar con la dueña de los afectos políticos  del Presidente, como son Ricardo Monreal, el político más democrático y habilidoso con que cuenta AMLO y el canciller Marcelo Ebrard, que tiene mucha cancha recorrida y formado en una política más abierta y progresista.

Sheinbaum es una calca de López Obrador en su forma de hablar y actuar, una buena imitadora de la forma en cómo se conduce el Presidente. Entre ellos tres está la jugada, aunque López Obrador podría dar una sorpresa a los mexicanos con una designación diferente del candidato presidencial. La frase que en política se puede aplicar a la perfección, lo de caras vemos corazones no sabemos. Si no se detienen las ambiciones de los diputados Pérez y Armendáriz, menudo problema se le vendrá a Morena con los adelantados.

Be First to Comment

Deja un comentario