Agapito Medina Olvera, el “Constructor de Caminos”

 

Por José Rubén GÓMEZ BERNAL “MATANCHÉN”

Hace 42 años falleció en esta ciudad don Agapito Medina Olvera, considerado el padre del transporte vallartense, iniciador del servicio en los poblados de Nayarit y Cabo Corrientes, primer concesionario de las rutas a Cabo Corrientes, Tomatlán y Barra de Navidad. El ayuntamiento de El ayuntamiento de Puerto Vallarta rindió homenaje y reconocimiento al poner el nombre de Avenida “Agapito Medina Olvera” a la que va del crucero de las Mojoneras hacia Ixtapa. Don Agapito Medina Olvera también conocido como el “Constructor de Caminos” abrió las brechas desde San Juan de Abajo, Nayarit- Puerto Vallarta y las poblaciones de los alrededores, cuando no había caminos, y hacia Cabo Corrientes, en donde junto con las Comunidades Indígenas trabajaron para abrir el camino a El Tuito y demás poblados, llegando hasta Chacala, lo que finalmente ante los problemas de los directivos comunales dejó de lado, no obstante que el Gobierno del Estado había prometido apoyos para ese trabajo.

Don Agapito Medina Olvera fue el pionero del servicio de autobuses a los poblados de los tres municipios Cabo Corrientes, Puerto Vallarta y Nayarit, inició también la ruta a Mascota, que por motivos de lo intrincado de la Sierra Madre Occidental, no continuó con el proyecto por el alto costo que significaba abrir esa ruta.

José Manuel Plascencia Ríos, sobrino de don Agapito, siempre con el estandarte de su familia, considera que su tío fue una de las personas que más lucharon desde su trinchera de transportista en la construcción de las vías de comunicación y transporte, es el pionero en ambos lados del Río Ameca, por eso está agradecido con las autoridades municipales, por el reconocimiento que le dieron a don Agapito Medina, en tanto su esposa la señora la cantante y compositora es autora de El Corrido a don Agapito Medina Olvera.

Las primeras concesiones de permisos de trasporte urbano, fueron otorgadas por el Gobierno de Jalisco a don Agapito, que dividió su vida entre San Juan de Abajo y Puerto Vallarta, aunque en esta ciudad era su centro de operaciones ubicándose su terminal los autotransportes Medina las conocidas como “corridas” que hacían el servicio diario a Nayarit, en diferentes horarios, su  terminal estaba en la esquina de las calles Morelos y Abasolo, en donde hoy se encuentra una tienda de “conveniencia”.

Manuel Plascencia Ríos, ha mantenido una gran admiración por lo que hizo por Puerto Vallarta don Agapito y lo recuerda con mucho cariño, no tuvo hijos pero a sus sobrinos los consideraba como tales, y juntos trabajaron la empresa, Ramón Ríos Medina, Felipe Ríos Medina, Guadalupe Ríos Medina, Eugenio Medina Gradilla, algunos de ellos fallecidos, pero que también fueron pilares en el desarrollo del transporte de Puerto Vallarta y los poblados de Nayarit, principalmente. Abrieron las rutas a El Pitillal, Ixtapa, Las Juntas y Las Palmas, y en Nayarit San Juan, San José y la conexión de don Agapito con San Juan, fue que cuando era joven estuvo trabajando en la población como fotógrafo durante más de un año, en el año de 1933 se vino con su padre don Feliciano Medina Salazar y su hermano Daniel Medina Olvera.

Regresó al siguiente año y fue ahí en donde nació lo que con el tiempo sería la gran empresa de Transportes Medina, la familia Medina tenía en Ameca un pequeño camión que desarmaron y se lo trajeron en piezas, a lomo de mulas, para después armarlo en San Juan en donde inicio su primer recorrido dentro de la misma población, siendo este un acontecimiento que marcó la vida de los pobladores, y ya aparecía don Agapito Medina Olvera como operador, ayudante del chofer, como se estiló siempre que conductores de las “corridas” llevaban un cobrador, para atender a las personas que se subían en el trayecto.

De San Juan los Medina se dieron a la tarea de abrir caminos a los poblados de San José, El Colomo, Las Palmas, El Ranchito y en Puerto Vallarta iniciaron operaciones con un camión que le compraron a los Güereña, y lo adoptaron para proporcionar el servicio, y de ahí despegó la empresa de Transportes Medina, de muy gratos recuerdos para los pioneros de las poblaciones de Nayarit y Jalisco, que fueron hermanados por don Agapito Medina mediante el transporte. A José Manuel Plascencia Ríos, se le ilumina el rostro al hablar de su tío don Agapito, al contar su historia, por la gran admiración que siente por él. La Avenida Agapito Medina Olvera está a la espera de que sea inaugurada oficialmente, como lo prometió el alcalde Arturo Dávalos Peña, que también bautizaron el puente de la Avenida México con Fluvial con su nombre.

Esto es solo una parte de la vida de don Agapito Medina Olvera, constructor de camino, pionero del transporte del servicio urbano, gracias al amigo Manuel Plascencia Ríos por sus aportes a este reportaje de un hombre del que Puerto Vallarta debe de sentirse orgulloso, como lo está su familia.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: