Press "Enter" to skip to content

Adiós al querido amigo Ángel Rodríguez Zepeda

  • El periodismo del espectáculo fue su gran pasión; Colaboró en varios diarios del puerto

Por José Rubén Gómez Bernal

La partida de los amigos duele mucho. La amistad es uno de los tesoros más grandes de la convivencia humana. Qué grato es saludar y abrazar a los amigos con los que se ha convivido desde la infancia, en el deporte o en otras actividades, en este caso en el periodismo, en el que dejó sembrado Ángel Rodríguez Zepeda, un legado en la fuente informativa del espectáculo. Ayer falleció en esta ciudad víctima de cáncer. Por la amistad de más de 30 años, me permitía tener una excelente relación con él,  lo llamaba con aprecio “Pato Chapoy” por la  directora  del programa del espectáculo  Ventaneando, Paty Chapoy, apodo con el que le hablaba y respondía siempre sonriente con un “Quibo  Bermúdez”, por el cronista deportivo de la tele “El Perro” Bermúdez, que está pelón.

Su actividad se había reducido en los últimos tiempos, solo aparecía de vez en cuando en sus redes sociales, de sus últimas publicaciones, con su familia alrededor de su lecho.  Invariablemente sus publicaciones, hablaba de su gran amor por su esposa Gloria Armida, a quien a diario le declaraba  su agradecimiento por ser su compañera de vida. Amaba sobre todo a su familia. El periodismo del espectáculo fue su gran pasión. Colaboró en varios diarios del Puerto en Meridiano escribía a últimas fechas.

De carácter alegre y jovial, inicio su carrera periodística en Guadalajara, de dónde colaboró en diferentes medios y programas de radio. Llegó joven a nuestra ciudad y se convirtió en uno de los periodistas más trascendentes. No había centro nocturno con variedad en donde no lo conocieran, conocía de pe a pa su actividad, era un personaje muy respetado, por su peculiar estilo de escribir en el que plasmaba la vida nocturna vallartense y la vida social. Muy profesionales las entrevistas de los artistas y cantantes de fama nacional que venían a Puerto Vallarta, distinguiéndose por el apoyo a los nuevos valores de la región. Escribir de Ángel, de su vida, de su trabajo, de toda esa época que cubrió con su pluma, me llevaría planas y planas, así que como a él le gustaba y me decía, “escribe de lo que quieras pero hazlo con pasión”. Que Dios lo reciba en su Santa Gloria. A su familia, nuestro pésame.

Be First to Comment

Deja un comentario