A sujeto loco le gustó la Iglesia de Guadalupe para amenazar con suicidarse

Campanario Para Suicida

 

 

Feligreses de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe vivieron todo un viacrucis para poder ingresar a la parroquia a escuchar misa, luego de que la zona fuera cerrada, ante la amenaza de un hombre que subió hasta el campanario desde donde pretendía lanzarse al vacío. Afortunadamente los cuerpos de rescate lograron evitarlo y la persona fue bajada del lugar para trasladarlo a recibir atención psicológica.

Eran las 10:00 horas de ayer domingo, cuando turistas y vallartenses que disfrutaban de su mañana en el primer cuadro de la ciudad, vieron que un hombre se encontraba parado sobre una de las torres de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, a la altura del reloj (a unos 20 metros de altura), desde donde amenazaba con lanzarse.

Inmediatamente oficiales de policía a cargo de la vigilancia en la zona dieron aviso a su base central, desde donde se envió a un grupo de elementos de Bomberos bajo el mando del comandante Adrián Bobadilla García.

En cuestión de minuto la calle Hidalgo, desde Zaragoza hasta Iturbide fue cerrada a la circulación y paso de transeúntes, la puerta principal de la iglesia fue cerrada y de inmediato se montó todo un operativo para tratar de rescatar a la persona y evitar que lograra su cometido.

El tercer oficial de bomberos, Carlos Valdés subió hasta el área donde se encontraba la víctima, con quien dialogó por más de una hora, tratando de convencerle que el escapar por la puerta falsa no era la solución a sus problemas.

El suicida, fue identificado como Carlos Geovanny de 24 años, vecino de la colonia Cinco de Diciembre, quien argumentaba que no tenía razones para vivir porque desde hace seis años que no puede ver a su hija, debido a los problemas que tiene con la madre de ésta; así mismo mencionó que tenía problemas con algunas personas, quienes lo han amenazado de muerte en repetidas ocasiones, le persiguen y lo acosan, aseguró.

Durante el dialogó para convencer a la persona de que bajara por su propio pie, un grupo de rescatistas preparan las maniobras a realizar; las cuales consistían en subir hasta la corona de la iglesia desde donde bajarían mediante técnicas de rapel y asegurarían a la fuerza al suicida para bajarlo. Afortunadamente no fue necesario y después de una hora, el oficial de bomberos logró convencer a Carlos Geovanny de bajar al campanario en donde continuarían el diálogo y le ofrecerían ayuda, a lo que éste accedió.

Una vez en el campanario, Carlos Geovanny continuó con la idea de matarse y repetía de manera constante que su vida no tenía sentido, por lo que fue asegurado por oficiales de Policía Municipal, quienes lo trasladaron con la trabajadora social de Seguridad Ciudadana, en donde recibiría apoyo psicológico.

Cabe mencionar que el cierre de calles en el primer cuadro de la ciudad, generó gran malestar entre los feligreses que asiste a escuchar misa a la parroquia en cuestión, toda vez que tenían que caminar hasta la calle Iturbide y subir hacía guerrero para entrar por la puerta lateral de la iglesia, lo cual para las personas de la tercera edad era complicado por su dificultad para caminar.

Por: Verónica Díaz / siemprelibres.com

 

Deja un comentario