¿A qué regresa El Mochilas?

 

  • Después del trienio del terror del Mochilas, ya nada es igual… En su registro como precandidato su escudero fiel Luis Munguía le acompañó… A parar las agresiones a la imagen visual del puerto.

Por José Rubén Gómez Bernal

Es innegable que el Mostrenco de Ayutla, El Mochilas, dejó intereses entre algunos líderes de diferentes sectores del municipio, a los que se ha encargado de dorarles la píldora diciéndoles que tiene todo para volver a ser presidente municipal de Puerto Vallarta. Andan muy entusiasmados promoviéndolo por todos lados, y como que ya están amaestrados en lo que van a responder cuando la gente los mande al carajo y les refiere la corrupción que imperó en los tiempos del Mochilas y el gran negocio que hizo con los bienes de los vallartenses. Sin embargo, es manifiesto que hay polvos de aquellos lodos, dirían los clásicos. La pregunta obligada es ¿a qué vuelve Mochilas? la respuesta es fácil de deducir: si ya la hizo una vez y no sucedió nada, si hizo el negocio de su vida con el patrimonio de la ciudad y no pasó nada,  nuevamente busca el poder para llenarse los bolsillos, ahora seguramente apoyados por otra partida de “vende patrias”, para lo que tal vez ya están buscando perfiles de personas maleables para integrarlas a su planilla –estoy hablando con supuestos, Dios nos libre de su regreso–  que se plegarían a sus caprichos,  es tan hábil para maquinar las cosas,  que construiría  otro cuerpo edilicio agachón y convenenciero como los que apoyaron la venta de los terrenos y edificios, bueno acabarían con  todo lo que huela a dinero en la comuna de Puerto Vallarta. El intento de regreso del Mochilas, el peor alcalde que ha tenido nuestro municipio, no en los últimos tiempos sino en su historia, es un peligro, es una aberración política. Lo extraño es que muchos políticos incluidos algunos ex priistas se han sumado a la cargada del de Ayutla, creen a pie juntillas que Mochilas se instalará en la silla del jacalón de la calle Independencia.

QUE YA SE REGISTRO COMO ASPIRANTE EN SU PARTIDO

Ayer circuló la versión de que el diputado Mochilas, ya había ocurrido a las oficinas de Movimiento Ciudadano en Guadalajara, se registró como aspirante a la alcaldía vallartense, no ha quitado el dedo del renglón, llevando como suplente a Juan Calderón –nieto del ex alcalde vallartense don Efrén Calderón Arias, de acuerdo con lo publicado por el director de Meridiano Moisés Madariaga, quien da cuenta en una nota del registro del ayutlense.

¿Qué implica esto? Que en Movimiento Ciudadano se podrían acelerar los tiempos, y que podría haber sorpresas en cuento a las designaciones. Entre los que destacan para buscar posiciones, obvio que el alcalde vallartense Dávalos Peña está en la ruta de la reelección; el secretario general Víctor Bernal; se habla también del dirigente del partido naranja Gustavo Fong, entre los que se avizoran, no obstante, el número de aspirantes crecerá y me refiero a los del grupo en el poder, en donde Dávalos Peña ha manejado muy bien el tinglado y hasta estos momentos ninguno de su equipo se ha brincado las trancas.

LAS TRAMPAS DEL MOCHILAS: MIENTE A TAXISTAS

Cuando se vino el problema de los taxistas vallartenses versus Uber, en plena efervescencia el diputado Mochilas levantó la mano anunciando que apoyaría a los taxistas de Puerto Vallarta, en una posición meramente electorera, pensando en el futuro. Pronto fue desenmascarado, al darse a conocer que el fue de los diputados que levantaron la mano para aprobar en el Congreso, la llegada de Uber a Jalisco. Pero eso es poco, ahora se conoce que tiene intereses en esa compañía trasnacional, que dicen es propietario de unidades Uber en Puerto Vallarta y Guadalajara, y que inclusive uno de sus personeros y que fuera funcionario de primer nivel, su secretario particular y luego de Turismo Municipal, el licenciado Oscar Pérez, anda de chofer en Uber cuidando los intereses de su patrón Mochilas y por si esto fuera coincidencia “El Cachis” de Ixtapa, otro del  grupo del Mochilas, aseguran es conductor de una moderna unidad Uber. Más cinismo no se puede encontrar en un político. No se puede negar que muchos taxistas le dieron el voto para que llegara a la presidencia municipal de Puerto Vallarta, pero como es, seguramente se sacará de la chistera otro cuento chino negándolo todo, conocida su habilidad para mentir e inventar cuentos chinos, para envolver en sus tonterías a la ciudadanía.

NOMÁS SANTO NO LE DICEN

Peor recibimiento a su registro no pudo tener El Mochilas, en las redes sociales le tundieron macizo, si bien es cierto que los “likes” no son votos, ni modifican las tendencias, lo que sí incide en cimentar una buena o mala imagen son los comentarios que se hacen, y vaya que al Mochilas le fue mal, muy mal, nomás chulo no le dijeron. Lo vapulearon tan denigrantemente que, si tuviera un poco de pudor, si tuviera vergüenza, tirara el harpa y ya no insistiría en lo que es una batalla perdida, querer ser candidato haciendo un lado a Arturo Dávalos Peña, que bastante ha hecho en aguantarle todas sus groserías y los ataques orquestados con la complicidad del diputado Munguía.

EL VIERNES ARTURO SE REGISTRA ANTE MC

Este viernes el alcalde vallartense Arturo Dávalos Peña acudirá a Guadalajara para registrarse ante su partido como precandidato a la presidencia municipal de Puerto Vallarta. Ya lo hizo Mochilas, y según reportes desde Guadalajara se registró brincando las trancas, Movimiento Ciudadano y Enrique Alfaro no aprobaron su registro. La mecánica que seguir primero es registrarse ante el partido y a su vez el partido los registrará en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, antes del día 14 de diciembre que es cuando se cierra el plazo de registro de precandidatos. Una vez corrido este trámite, los aspirantes a precandidatos que cumplan con los requisitos se les dará el banderazo para que a partir del 3 de enero inicien la precampaña y esto es para los aspirantes a precandidatos de todos los partidos. Ayer Movimiento Ciudadano inició el registro de precandidatos, para gobernador, diputados y munícipes.

ES HORA DE PARAR…

La agresión a la imagen visual de Puerto Vallarta y del llamado “Pueblito” no es de hoy, es de décadas atrás. De aquel armonioso lugar en donde los techos de tejas, las construcciones y las calles empedradas daban una preciosa imagen, queda muy poco. Sería fabuloso e importante que detuvieran el deterioro y se rescatara algo de lo que todavía queda. La colonia Emiliano Zapata y La Marina, están en la mira de los poderosos empresarios, que tienen todo el derecho del mundo a invertir y buscar cómo recuperar su dinero, pero debe de hacerse bajo las normas de construcción avaladas por el ayuntamiento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: